El arte de celebrar momentos

Mostrando: 1 - 6 de 11 RESULTADOS
Bodas

El secreto para formarse como Wedding Planner

Son muchas las personas que, desde que nos dedicamos a este precioso mundo de las bodas, nos preguntan “¿qué estudiasteis para poder ejercer como Wedding Planner?”, “¿es posible trabajar de ello sin estudiar una carrera?”, “nunca me lo había planteado pero me gusta mucho esta profesión, ¿ya es tarde para prepararme?”. 

Así que hoy nos hemos decidido y nos lanzamos a escribiros este post a modo de pequeña introducción en las diferentes opciones que hay disponibles para prepararse para nuestra amada profesión, la organización de bodas.

¿Estáis listos? Tomad nota y si es necesario, no dudéis en preguntarnos cualquier duda, estaremos encantados de responderos.

Formación universitaria para futuros Wedding Planners

La primera opción que os queremos presentar son las distintas opciones dentro de la universidad para cursar grados y posgrados que puedan llevarnos a ejercer esta profesión.

  • Por un lado, podemos comenzar nuestra formación desde una carrera universitaria, optando por la titulación en el Grado en Protocolo, Comunicación y Organización de Eventos, disponible en varias universidades. Se trata de una carrera de cuatro años, que se centra en la organización y coordinación de todo tipo de eventos, así como en el estudio de protocolos institucionales, religiosos, militares y privados. Se puede estudiar de forma pública en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, aunque también está disponible en otras universidades o centros privados como la Escuela Internacional de Protocolo, en sus centros de Barcelona y Valencia, el IMF Business School de Madrid, la Universidad Camilo José Cela de Madrid o la Universidad Nebrija, también en Madrid.
  • Pero si ya has comenzado tus estudios universitarios en otra carrera, o bien ya los has finalizado y no quieres estar otros cuatro años inmerso en nuevos estudios, la mejor opción es realizar un Máster o Título Propio en Protocolo, Comunicación y Organización de Eventos. Se puede acceder tanto desde una carrera universitaria como desde un ciclo superior, sin que importe mucho la temática de estos estudios previos. La duración del máster suele ser de uno o dos años y condensa los conocimientos de la carrera que lleva el mismo nombre, centrándose en los puntos principales. Este máster se puede estudiar en las siguientes universidades y escuelas:
    • Escuela Internacional de Protocolo de Barcelona.
    • Escuela Internacional de Protocolo de Granada.
    • IED, Escuela de Diseño y Moda de Madrid
    • Universidad Camilo José Cela de Madrid
    • Universidad Rey Juan Carlos de Madrid
    • Universitat de Barcelona
    • UPF School of Management de Barcelona

Cursos de Wedding Planner

Además de los estudios universitarios, son muchas las escuelas y empresas de organización de eventos y Wedding Planner que ofrecen títulos propios para dedicarse a este precioso negocio.

Solo es necesaria una búsqueda por internet para encontrar múltiples opciones que te prepararán para todas las tareas que debe realizar un buen organizador de bodas. Pero no te preocupes si no sabes por dónde empezar a buscar, a continuación te traemos algunos ejemplos de cursos de gran prestigio:

  • Curso especialista de Wedding Planner de Seven Weddings
  • Curso de Wedding Planner de Bodas de Cuento School
  • Curso Superior de Wedding y Party Planner, Curso Experto Wedding y Party Planner y Máster en Wedding y Party Planner, los tres organizados e impartidos por Imagina Tu Boda
  • Curso de Wedding Planner: diseño y organización de bodas y eventos de Vogue
  • Wedding Planner y Event Designer de Elle Education

Elijas la opción que elijas queremos que tengas algo claro, ¡nunca es tarde para dedicarte a la profesión de tus sueños! Puede ser duro en un primer momento, no solo las largas horas de estudio y los miles de trabajos y prácticas, sino también los primeros pasos en este sector. Pero algo es seguro, el esfuerzo merece totalmente la pena.

Bodas

Diferencias entre un Wedding Planner y un Coordinador de Bodas

Son muchos los profesionales que intervienen en la preparación y puesta en marcha de una boda, muchos presupuestos, muchas tareas y solo dos personas para organizar todo.

De la dificultad que conlleva la coordinación de todos estos proveedores nacieron dos figuras principales capaces de hacer más sencillo todo el proceso: el Wedding Planner y el Coordinador de Bodas. A pesar de que la función de ambos el día de la boda es bastante similar, las tareas previas que debe llevar a cabo cada uno de ellos son bastante diferentes.

A continuación, las principales diferencias entre estas dos figuras tan importantes en una boda:

Principales labores de cada profesional antes de la boda

La figura del Wedding Planner se encarga de la organización completa de la boda, desde el inicio, ayudando a la pareja prometida en todas y cada una de sus decisiones, desde la elección del lugar del enlace y el convite, hasta el estilo de la decoración y la contratación de todos los proveedores externos.

Por otro lado, el trabajo del Coordinador de Bodas suele estar ligado a la finca y suele ser ofrecido por la misma para ayudar a gestionar el día B en su interior. Sus tareas comienzan unas semanas antes del día de la boda, ya que su labor principal se lleva a cabo el mismo día de la ceremonia. Sus funciones durante los días o semanas anteriores se basan en identificar el tipo de boda, conocer a los demás proveedores que van a estar en el restaurante y elaborar el timing a seguir, con el fin de tener todo controlado durante la boda. Pero no se encargan de aquellos proveedores ajenos a la finca.

Relación con los proveedores

La relación con el resto de proveedores de la boda, entre los que se incluyen la finca o restaurante, los fotógrafos y videógrafos, los decoradores, los floristas, peluqueros, maquilladores, diseñadores y demás profesionales del mundo bodil, es distinta en función del servicio ofrecido.

Por un lado, la relación entre estos y un Wedding Planner es algo más estrecha y duradera, ya que comienza durante la búsqueda de profesionales y su posterior contratación. Los organizadores de bodas forman parte de todo el proceso y pueden ayudar tanto a los novios como al resto de proveedores a fijar el estilo de boda que se busca.

Por otro lado, la relación de los profesionales con un Coordinador de Bodas comienza en una etapa más avanzada de la organización, suelen conocerse una vez ya están contratados y su colaboración se basa principalmente en el día de la boda, momento en el que el coordinador debe dirigir a todos y cada uno de los proveedores, gestionando los tiempos y lugares en los que deben intervenir. Además, tal como ya adelantábamos en el punto anterior, la relación se limita a los proveedores que van a llevar a cabo su tarea dentro de la finca.

Gestión de imprevistos y Plan B el día de la boda

Como principal supervisor de la organización de una boda, un Wedding Planner debe saber anticiparse a cualquier imprevisto que pueda surgir, analizando todas las opciones posibles antes de la celebración y preparando un plan alternativo para todos aquellos momentos que pueden llegar a complicarse, como un momento de lluvia repentino, un atasco que hace que los buses que llevan a los invitados lleguen más tarde o situaciones similares.

El Coordinador interviene en el último momento de la preparación de una boda, por lo que el plan B suele estar ya elaborado por parte de la pareja. Su labor principal en este sentido es supervisar que todo salga tal cual se ha planeado o bien seguir el plan B ya fijado en aquellos casos en los que aparezca cualquier imprevisto.

¿Cuáles son las funciones de cada uno el día del enlace?

Ahora bien, una vez realizadas todas las tareas previas ya mencionadas, el trabajo de ambos profesionales el día de la boda es bastante similar. Deben estar pendientes del timing y que las cosas vayan saliendo según lo previsto siguiendo los tiempos establecidos. También deben estar pendientes del resto de proveedores, estar a su disposición y ayudarles en todo lo que necesiten.

Pero puede que la tarea más complicada y más importante que deben llevar a cabo tanto Wedding Planners como Coordinadores de boda es la gestión de imprevistos, tienen que estar alerta de todo lo que vaya transcurriendo durante la boda y estar preparados para solucionar cualquier problema que pueda surgir. Por eso siempre os hablamos de la importancia de contar con la figura de un profesional, al menos durante la celebración de la boda, para poder disfrutar al cien por cien del gran día, sin ningún tipo de preocupación de que algo pueda salir mal.

Y vosotros, ¿preferiríais contar con la ayuda de un Wedding Planner durante toda la organización de vuestra boda o seleccionaríais a un profesional que una vez planeada toda la boda os ayudase a coordinarla?

Sea cual sea vuestra respuesta, nosotros podemos ayudaros a que ese día se convierta en la celebración que siempre habéis soñado.

Bodas

Opciones de regalo para los novios

Desde que recibimos una invitación de boda nuestra cabeza empieza a dar vueltas en torno a una pregunta principal: ¿qué puedo regalar a la pareja?

Tradicionalmente, los novios preparan una lista de bodas con aquellos regalos que les gustaría recibir, donde se suelen incluir artículos para el hogar, sobre todo aquellas parejas que acaban de empezar su vida juntos en una nueva vivienda, o ayuda económica para costear las distintas etapas de la luna de miel.

La lista de bodas suele ser de gran ayuda para los invitados que no tengan una relación muy estrecha con la pareja o a los que no se les ocurre ninguna buena idea para regalar. Pero los amigos íntimos o los familiares más cercanos, en ocasiones, suelen preferir hacer regalos más personalizados.

A continuación, algunas ideas si lo que buscas es sorprender a la pareja en su gran día.

Artículos para el hogar

Es un clásico de las bodas, pero siempre se agradece cualquier elemento que ayude a completar una vivienda o a decorar de forma personalizada una estancia, especialmente para aquellas parejas que acaban de comprarse una casa, ya que la inversión inicial unida a la adquisición del mobiliario suele ser un gasto muy elevado y la vivienda suele estar algo vacía al principio.

De este modo, podemos encontrar distintas opciones para realizar regalos dirigidos a adornar cualquier habitación.

  • Menaje del hogar: antiguamente, antes de casarse, la familia de la novia preparaba el ajuar, con los elementos principales para entrar a vivir a su nueva casa. Actualmente, se suele optar por artículos más sofisticados, como cristalería, vajilla de plata o de porcelana para ocasiones especiales, o artículos personalizados con los nombres o iniciales de la pareja.
  • Electrodomésticos: una gran opción para aquellos que más conocen a la pareja y saben acerca de sus gustos y lo que necesitan son los artículos electrónicos, donde podemos incluir robots de cocina y otros electrodomésticos similares para los más cocinitas. Televisores o consolas también entrarían en esta sección.
  • Elementos decorativos: un acierto seguro para los amantes del arte son y serán siempre los cuadros y esculturas de autor, no es necesario gastar mucho dinero en un artista conocido, en ocasiones, aquellos que están empezando o que aún no tienen un nombre consolidado crean obras increíbles y el precio suele ser más económico. También se puede optar por otros artículos de decoración como lámparas, relojes o cojines, aunque estos ya dependen más de los gustos de los novios.

Experiencias

Una idea increíble es regalar a los novios una actividad que puedan realizar juntos. Aquellos regalos que se disfrutan quedan guardados en la mente por mucho tiempo. En esta categoría podría incluirse la ayuda económica para la luna de miel que os comentábamos antes, pero también existe la opción de contratar por sorpresa una experiencia extra para su viaje, quedarán impresionados por el detalle.

También podemos optar por regalar una sesión de spa o una cena para dos en un sitio especial, para que la vuelta a la rutina después de la luna de miel no sea tan dura.

Servicios para la boda

Una boda siempre supone un desembolso importante de dinero, por lo que muchas veces los novios priorizan sus necesidades y dejan algún servicio sin contratar u optan por uno más económico para poder cubrir todos los aspectos de la celebración.

Puedes sorprenderlos contratando alguno de estos servicios que han dejado como secundarios pero que sabes que les haría mucha ilusión tener, como música en directo, un fotógrafo especial o, por qué no, un Wedding Planner.

Emociones en forma de regalo

La opción ideal para los amigos más cercanos o algunos familiares directos de la pareja. Una composición de fotos de los mejores momentos de los novios que hayáis podido compartir juntos, una manualidad hecha con todo el cariño del mundo o un artículo realizado por algún artesano de forma personalizada siempre serán recordados de forma emotiva.

¿Se te ocurre alguna otra idea infalible para regalar a una pareja en su gran día? Compártela con todos nosotros, siempre es de gran ayuda escuchar las opiniones de novios e invitados.

Bodas

Checklist de la organización de una boda

La organización de una boda es un trabajo de precisión, que requiere de mucho tiempo y de muchos detalles. Son muchos los elementos a tener en cuenta, ya sea por parte de la pareja o bien por el profesional organizador con el que hayan querido contar. Realmente algunos aspectos están al cien por cien en manos de los novios, como la elección de la fecha o el número de invitados, pero la mayoría del resto de tareas puede llevarlas a cabo un Wedding Planner.

A continuación, queremos mostraros un breve timing de la preparación de los puntos principales de una boda, para que podáis calcular vuestros tiempos y tener lista la boda de vuestros sueños sin agobio.

Checklist: tiempos de organización

Cada boda es un mundo, hay bodas de mayor o menor tamaño, algunas que requieren de más trabajo y otras que con un par de detalles están prácticamente listas. Por esta razón, no es necesario seguir al pie de la letra la siguiente checklist, pero es una forma muy sencilla de conocer cuáles son las prioridades y qué elementos deben organizarse primero.

Entre 10 y 12 meses antes de la boda:

Lo primero de una lista de organización de bodas es definir la fecha del enlace, el tipo de ceremonia y el listado inicial de invitados, así como fijar el presupuesto para la contratación de todos los proveedores.

En este plazo también se debe decidir el lugar donde se van a llegar a cabo la ceremonia y la celebración, así como el tipo de convite.

Es el momento ideal para definir el estilo de la boda, en función de los gustos de la pareja, a partir del cual podréis ir buscando inspiración para la decoración.

No os olvidéis de la ropa de cada uno, sobre todo si no queréis comprar un traje o vestido ya elaborado, sino que preferís que un diseñador os haga uno a medida, ya que el diseño y creación del mismo lleva su tiempo, además, la agenda de los principales modistos suele cerrarse con meses de antelación.

Entre 7 y 9 meses antes del gran día: 

Es el momento de contratar algunos de los principales proveedores, como el fotógrafo y videógrafo o el maestro de ceremonias, en caso de ser necesario.

También es el momento adecuado para definir la lista de bodas y diseñar la web nupcial si así lo deseáis.

Una vez llevada a cabo la investigación e inspiración, en este tiempo se debe comenzar a definir la decoración global del enlace.

Además, si queréis contar con música en directo, también se debe cerrar con bastantes meses de antelación.

6 meses antes:

Es momento de elegir la ropa definitiva, así como los complementos que va a llevar cada uno.

Elegid las invitaciones y preparad el resto de papelería necesaria.

También es momento de comenzar con la organización de la Luna de Miel, eligiendo los posibles destinos deseados.

Medio año antes del gran día se debe comenzar todo el papeleo, preparando y empezando a solicitar todos los trámites legales necesarios.

Entre 4 y 5 meses antes:

Y llega uno de los momentos clave, el reparto de las invitaciones. Además, durante este tiempo también se deben elegir las damas de honor y los testigos, para posteriormente hacérselo saber.

Otros aspectos que se deben llevar a cabo son la elección de la decoración final y las flores y la contratación de los vehículos, tanto para los novios como para los invitados. 

Entre 2 y 3 meses antes de la boda:

Se deben probar las distintas opciones de menú en el lugar seleccionado para el banquete y elegir la definitiva.

También se deben comprar las alianzas y las arras, así como el ramo de la novia.

No podéis olvidaros de reservar cita en la peluquería, tanto para el gran día como para la prueba.

Una o dos semanas antes del enlace:

Realmente todo debe estar ya contratado, en este momento solo se deben ultimar los detalles, tanto de la boda, como del viaje de novios: prueba de vestuario, tratamientos de belleza, listado de canciones y ensayo de la ceremonia.

Una de las cosas más importantes que debéis hacer, aunque cada persona decide cuál es el momento adecuado para llevar a cabo esta tarea, es la redacción de los votos matrimoniales.

Uno o dos días antes:

Ahora sí que sí solo quedan los últimos detalles, retoques de belleza, preparar la maleta, la cena preboda, tan común últimamente, etc.

Y una última tarea para añadir a la lista, aunque esta se debe realizar durante toda la organización e, incluso, el día de la boda: ¡disfrutar!

Bodas

Tendencias de moda de verano 2021 para invitadas

Estamos inmersos en plena temporada de bodas de verano, pero muchas invitadas han esperado hasta el último momento para hacerse con su look, ya sea por miedo a un posible aplazamiento a causa del Covid-19, o bien para aprovechar las rebajas que dieron comienzo la semana pasada.

Sea cual sea la razón, si eres una de las rezagadas que aún no tienes outfit para la boda a la que estás invitada este verano, no te preocupes, aprovecha estos pequeños tips para hacerte con una combinación espectacular.

Toma nota y ¡prepara tu lista de la compra!

¿Cuáles son los vestidos ideales esta temporada?

Lo primero a tener en cuenta cuando se comienza a preparar el estilismo para una boda es el protocolo de etiqueta. Este puede estar fijado por los novios, y debe ser acatado a rajatabla, pero también existen unas normas establecidas que aseguran que los vestidos largos en una boda de día están reservados únicamente para la madrina y la madre del novio, las hermanas y las damas de honor, aunque puede lucirse sin problema en bodas de noche por otras invitadas. También establece que el color blanco, así como otros tonos parecidos, están totalmente prohibidos, ya que únicamente la novia puede vestir estas tonalidades. Por último, en ceremonias religiosas, los escotes y hombros deben ir cubiertos con un chal o una chaqueta, aunque para el resto de la celebración se puede prescindir de esta pieza añadida.

Ahora bien, ¿cuáles son las tendencias principales en vestidos de invitada para este 2021?

  • Los colores principales de la temporada son, una vez más, los tonos pastel, aunque también tienen gran protagonismo, un año más, los colores más llamativos, como amarillos, naranjas o verdes. El estampado floral es un clásico que nunca pasa de moda y veremos múltiples modelos con estampado retro. También serán tendencia los vestidos metalizados y con brillos, especialmente en bodas de noche.
  • En cuanto a tejidos, el drapeado estilo griego es clave de elegancia y sofisticación. También veremos volantes, ideales para ganar volumen e, incluso, disimular determinadas zonas del cuerpo. El tul, las plumas, la pedrería y los bordados también inundan las tiendas de vestidos para invitadas.
  • Los escotes pronunciados, los hombros descubiertos y los vestidos asimétricos también marcarán tendencia. Aunque nuestros favoritos son, sin duda, los escotes en la espalda.
  • Los mini vestidos son ideales para celebraciones informales.
  • Y para aquellas que buscan un look más atrevido, una gran opción es un conjunto de falda larga y crop top a juego; aunque, sin duda, la pieza estrella para las bodas nocturnas serán los trajes de chaqueta y pantalón, en cualquier color.

Completamos el look con el calzado adecuado

Los zapatos son un elemento sumamente importante en un look de boda, puesto que de ellos depende el confort o la incomodidad de toda la celebración.

Las sandalias minimalistas son una gran idea, eligiendo un tono que contraste con el del vestido o traje.

Pero, sin duda, la elección estrella serán los zapatos o sandalias joya. La mejor opción es combinarlos con un vestido corto o un pantalón que los deje totalmente al descubierto. Además, pueden ser la pieza clave de cualquier look, por lo que debemos convertirlos en protagonistas optando por un vestido liso.

¿Te animas con los complementos?

Los bolsos deben ser pequeños y fáciles de manejar. Sencillos y en consonancia con el calzado.

En cuanto a joyas, los collares muy llamativos y de gran tamaño son tendencia, además aceptan un toque de color.

Si prefieres algo más sutil, una combinación de varias cadenas finas a distintas alturas aportará al look un toque boho chic increíble.

Los pendientes también son clave. ¿Te animas a probar una de las grandes tendencias de la temporada? Opta por unos pendientes dispares pero combinados. Aunque un gran acierto son siempre las perlas y los aros. Tú eliges qué prefieres.

Como colofón final, en las bodas de día se aceptan los complementos en el cabello, como tocados, pamelas o sombreros. ¿Te atreves con estos llamativos accesorios?

Lo que está claro es que, elijas el estilo que elijas, lo primordial es que te veas bien y estés totalmente cómoda. Eso de “para estar guapa hay que sufrir” ya ha pasado de moda, lo principal en las bodas es pasarlo bien.

Bodas

Lunas de Miel en 2021

Si la situación que vivimos desde el pasado mes de marzo de 2020 ha obligado a realizar múltiples cambios en las fechas y estructuras de las bodas, hay otro aspecto de las mismas que se ha visto incluso más damnificado, ya que actualmente sigue muy limitado. Nos referimos a las Lunas de Miel.

Son muchos los países que aún están luchando la batalla contra el covid-19, con sus fronteras cerradas y multitud de restricciones de movilidad y servicios. Otros tantos están poco a poco disminuyendo sus limitaciones y unos pocos afortunados han vivido un notable avance y permiten que los turistas accedan sin apenas requisitos.

Entonces, ¿cuáles son los mejores destinos para una Luna de Miel este loco 2021?

Consejos para organizar tu Luna de Miel

Antes de nada, es importante tener en cuenta una serie de pautas a seguir a la hora de organizar el viaje de novios, con el fin de tener todo controlado para cualquier imprevisto que pueda surgir.

  • El primer consejo que os podemos dar puede resultar muy obvio y es que se trata de que seleccionéis vuestro destino entre aquellos que están disponibles actualmente. A continuación, os mostraremos aquellos que ya están abiertos al turismo o que solicitan pocos requisitos de acceso, pero también podéis informaros acerca de aquellos que tienen previsto hacerlo a corto plazo.
  • Del mismo modo, es aconsejable optar por un destino que os permita moveros libremente y que podáis realizar turismo local sin problema, con los comercios y restauración abiertos.
  • Contad con una agencia de viajes: suele ser común en cualquier Luna de Miel, pero en estos momentos es incluso más importante, puesto que estos profesionales están al tanto de todo lo que cambia en los distintos destinos en cuanto a restricciones se refiere.
  • Procurad realizar un viaje sencillo, es decir, las Lunas de Miel que combinan múltiples países no son nada recomendables en estos momentos, ya que en cualquier momento puede cerrar una frontera y podéis quedaros tirados a mitad del trayecto. Lo mejor es elegir un único país con varias opciones o un máximo de dos distintos.
  • Seleccionad una tarifa aérea que os permita realizar cambios y cancelaciones en caso de ser necesario. En este sentido, también es importante contar con opciones variables en otros servicios, como alojamientos, traslados o excursiones. Asimismo, debéis evitar abonar gastos de forma inmediata cuando no estéis seguro de que se pueden realizar cambios.
  • Por último, es imprescindible que contratéis un seguro de viaje que cubra, no solo la cancelación del mismo en caso de contagio previo, sino que además cubra los gastos médicos si os contagiáis en el destino.

Los destinos favoritos de los novios en 2021

A continuación, algunas ideas para organizar vuestro viaje de novios. A diferencia del formato que suelen tener este tipo de posts, en los que se suele aconsejar a la pareja sobre actividades en los distintos destinos ofrecidos, en esta ocasión vamos a mostraros los requisitos de entrada en cada uno de los países disponibles.

Vamos a comenzar por aquellos que se encuentran abiertos en la actualidad, ya que las restricciones y los requisitos son mínimos.

Albania

Puede que no sea un destino clásico para realizar un viaje de novios, pero este país balcánico nos ofrece grandes opciones turísticas. Además, ¿qué mejor manera de viajar que conociendo nuevos destinos fuera de los clásicos viajes organizados?

Otro punto positivo es que para entrar en Albania no es necesario realizar ningún tipo de prueba o cuarentena, aunque es posible que se realice un cribado a la entrada en el país. Eso sí, a la vuelta sí se solicita una PCR o prueba de antígenos realizada 48 horas antes del regreso. 

Costa Rica

No precisa ningún tipo de prueba para entrar, aunque sí es necesaria una cuarentena de diez días. Además, se solicita a todos los turistas que cuenten con un seguro de viaje obligatorio que cubra el alojamiento en caso de precisar una cuarentena por contagio, así como los gastos médicos necesarios.

A la vuelta a España, será necesario presentar una prueba PCR o antígenos negativa, realizada 48 horas antes del viaje.

Estonia

No se precisa cuarentena, ni prueba negativa. Del mismo modo que en los casos anteriores, sí es necesario presentar una PCR o prueba de antígenos negativa al regreso.

México

Los viajeros procedentes de España no requieren presentar ningún tipo de prueba ni hacer ninguna cuarentena. Para regresar sí se necesita obtener un resultado negativo, ya sea de PCR o de antígenos, realizada 48 horas antes del viaje.

República Dominicana

No hay que presentar una prueba negativa, pero sí es necesaria una cuarentena de diez días. Además, se debe rellenar una declaración jurada de salud del pasajero, donde se debe asegurar que no se ha tenido ningún síntoma de coronavirus en los tres días previos al viaje. También es necesario proporcionar los datos personales.

Rumanía

Tampoco es un destino común, pero podemos disfrutar de múltiples castillos, playas y una exquisita gastronomía.

Podéis entrar en el país sin necesidad de presentar una prueba de covid-19, ni pasar una cuarentena obligatoria. Como en los anteriores destinos, para regresar a España se precisa un resultado negativo.

Otros 123 países tienen las fronteras abiertas pero con más restricciones, entre los que encontramos clásicos destinos de Lunas de Miel como Cuba, Kenia o Sri Lanka, entre muchos otros.

Y a ti, ¿a dónde te gustaría viajar en tu Luna de Miel?

© Copyright 2021 Lunaria Eventos